Patucos :)

Hola a todas!!!

Después de unos días de intensa lluvia en Compostela, no puedo evitar tener sentimientos encontrados.

Por una parte, quiero que llueva sin parar todo lo que queda de otoño e invierno. Es desolador ver mi tierra, antes verde, con los embalses vacíos, la tierra seca y los ríos al mínimo. Además, creo que empezaba a influir un poco en el carácter de la gente tanto sol. Parece una tontería,pero aquí no estamos acostumbrados a las altas temperaturas y, aunque no lo parezca, un cambio tan drástico afecta al carácter (a mi, la primera).

Por esa parte, agradezco un montón la lluvia pero… (si, siempre hay un pero) no puedo evitar deprimirme un poco a veces. Normalmente, doy un largo paseo todas las mañanas porque, como trabajo en turno de tarde, necesito tomar el aire y despejar la mente. No puedo estar en casa toda la mañana e ir directa al trabajo, porque me deprime bastante ese ritmo de vida. Así que mi rutina suele ser: madrugar un montón (en torno a las 7 de la mañana todos los días), desayunar con calma, ducharme, vestirme, recoger y limpiar la casa, un poco de labores y largo paseo con café incluido 🙂

Esta rutina es complicada de seguir cuando no amanece (hay días de lluvia en los que en Santiago no amanece, lo prometo) y solo con salir a hacer la compra llegas a casa como si acabases de salir de la ducha, jajaja. Así que los paseos se reducen al mínimo y yo me agobio un poco de tantas paredes.

Aunque, como  no hay mal que por bien no venga…aprovecho para avanzar en los proyectos que tengo empezados.

Hoy os quiero enseñar dos pares de patucos que hice hace unas semanas. La verdad es que hacer cosas de bebé es muy agradecido. Siempre quedan riquiñas y ademas acabas más rápido, porque al ser en chiquitín.-..así que hice unos patucos y luego me quedaron las ganas de hacer otros y después un mini jersey (aun en proceso) y así seguiré. Lo peor es que no tengo bebés, ni gente alrededor con bebés tan pequeños pero…¡que me quiten lo bailado! que hacer cosas en pequeñito es genial!

Ambos pares los hice con la misma calidad de lana, el algodón Muskat de la marca Drops. Aunque el tamaño de aguja recomendado es el 4, decidí hacerlos con al aguja del 3.5 para que quedase el punto más apretado y así el resultado fuese más rígido.

¿Qué os parecen?

DSC00309

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s